Aprendimos mucho sobre las teorías de liderazgo empresarial y las bases para lograr emprendimientos exitosos, pero en este momento tenemos algo claro: nadie nos preparó para vivir el liderazgo y los negocios en medio de una pandemia.

Han pasado ya varios meses, desde las cuarentenas y las alarmas por todos los cambios que nos trajo el teletrabajo, la aceleración digital y el cambio en la forma de relacionarnos con los clientes, que hizo que los emprendedores necesitáramos más de un plan para mantener nuestros negocios y equipos de trabajo.

Los modelos de liderazgo tuvieron que migrar a Zoom y todas las plataformas de conexión digital, para seguir vendiendo, buscando clientes y tener empresas productivas.

Seguimos en medio de una pandemia, aprendiendo las lecciones de lo que llamamos la “nueva normalidad”, en la que enfrentamos los nuevos desafíos del liderazgo.