Para nadie es un secreto que la crisis actual en nuestro país está generando un impacto importante en la economía, y muchas empresas se ven afectadas. Los empresarios tenemos que empezar a tomar medidas y decisiones, que pueden no ser las más populares, ni las más adecuadas para nuestra gente.

Sin embargo, muchas de ellas son necesarias para garantizar la viabilidad del negocio, y evitar despidos masivos o el cierre de la compañía, llevando a la quiebra a sus dueños, y a que incluso muchas de las ayudas del gobierno son inalcanzables para micro y pequeñas empresas, porque para los bancos “no tienen el perfil”.

Esta situación, ha generado un estrés importante en los empleados, sin importar su nivel de ingreso, cargo o tiempo que lleven trabajando, pues está en riesgo los planes de la empresa y sus empleos. Y es en este momento donde toma mucha importancia la información que tiene cada persona para afrontar la crisis, buscar nuevas opciones y oportunidades para aportar a la estrategia de la empresa y generar ingresos, y sobretodo, la inteligencia emocional para no desmoronarse en este proceso y paralizarse para darle el giro a la compañía. Por esto, la única manera de tener esta información, es el entrenamiento que han recibido y la capacidad de reacción que han podido desarrollar.

Entiendo que si para algunas empresas y sus altos directivos, el entrenar a su gente es “perder el tiempo” y se considera un gasto como me ha pasado con algunos, puede terminar siendo más costoso para la empresa tener personas que no tengan la capacidad de apoyar la reinvención de la misma, y sea el dueño o gerente quien tenga que tomar las decisiones.

Así que mi recomendación durante esta cuarentena , es aprovechar que gran parte de nosotros estamos en casa y podemos tener más tiempo, para que nos entrenemos en diferentes temas que requieras para ayudar a la empresa a encontrar un nuevo rumbo, usando incluso muchas de las plataformas gratuitas que están disponibles, si lo que estás pensando es que no es prioridad de inversión en este momento para la compañía, y que la prioridad es al menos lograr pagar la nómina,. Incluso, si tienes un equipo a cargo, te recomendaría estructurar un plan de entrenamiento y una serie de cursos que deberían hacer durante este tiempo, y que pueden hacerlo en el tiempo que dedican a ver series de televisión, llenar de basura su cabeza con la pobre información que entregan los noticieros, y que están pegados viendo sus redes sociales. Tener estas herramientas el lo único que te va a ayudar a sacar tu compañía a flote, y enfocar tu energía en lo que realmente puedes controlar. Recuerda que en lo que te enfocas, se expande!