¿Por qué vender tiene que ver más con quien eres, que con lo que haces?

 

 

 

Cuando visualicé el concepto de VENTA FUNCIONAL, el primer componente que decidí incluir fue el SER, porque la esencia del vendedor y el emprendedor, se proyecta en su capacidad de relacionarse con su cliente y de aumentar sus resultados en ventas. 

En pocas palabras, todo lo que sientes, tus hábitos y tus anhelos, los “imprimes” en tus ámbitos profesionales, aunque tengas esa vaga creencia de que se puede desligar lo personal y lo profesional. 

El SER desde la VENTA FUNCIONAL, tiene tres puntos claves, los cuales quiero que tengas en cuenta no solo a la hora de vender, sino en todos los aspectos de tu vida: 

 

 

1.Tu SER emocional

 

 

En tu forma de vender el cliente percibe tus emociones, por eso es vital que trabajes en tu inteligencia emocional. 

¿Te has levantado triste o sintiéndote muy enojado porque estás cansado, porque tienes problemas financieros o porque te peleaste con tu pareja el día anterior? 

 A todos nos ha pasado, pero aprender a manejarlo y a tener herramientas para manejarlo, influirá mucho en tus resultados, porque nadie quiere relacionarse con vendedor cuyo estado de ánimo está a “media máquina”, con una energía muy baja, que esquiva su mirada mientras te atiende o que parece que está de pelea con el mundo. 

En la VENTA FUNCIONAL, tienes la misión de aprender a percibir, comprender, manejar y utilizar tus emociones.

 

 

2. Los hábitos para tu SER

 

 

Cuando mencionamos “hábitos” muchos vendedores piensan:

  •  ¿Y qué importa si me despierto tarde o prefiero almorzar comidas rápidas todos los días?  Igual estoy listo para vender, la teoría para vender más ya la tengo grabada en mi memoria. 

De lo que no son conscientes, es que los hábitos condicionan nuestra energía, rendimiento, bienestar, salud física  y emocional, capacidad de cambio y equilibrio. 

Ya hablamos de las emociones porque proyectas lo sientes en tus ventas, ahora hablamos de hábitos porque también proyectas cómo te comportas y cuáles son las acciones de tu rutina, porque SI EL VENDEDOR QUE TENGO FRENTE A MI ESTÁ BIEN, ME DA LA CONFIANZA PARA COMPRARLE ALGO MUY BUENO QUE ME ESTÁ OFRECIENDO. 

En tus hábitos analiza, cómo son tus mañanas, qué comes, cómo organizar tus actividades, tus actividades físicas, tus tiempos de descanso y lo que lees. 

 

 

3. El crecimiento constante desde tu SER

 

 

Tenemos en cuenta lo que sentimos y cómo nos comportamos, porque la necesidad de crecimiento de un vendedor debe ser su constante. En la medida en la que quieres más resultados, tienes que crecer desde tu ser, buscar más información, proyectar nuevas metas, fortalecer tus valores, rodearte de mejores personas. 

No se trata del camino a la iluminación absoluta, porque como humanos, siempre tendremos lugar para equivocarnos, más bien de visualizar escalas para no estancarte, porque cuando te sientas estancado ahí le das lugar a la frustración, si hoy por ejemplo, tienes en tus hábitos correr 3k o darle una vuelta a la pista en tu bicicleta, a corto plazo, estarás proyectando correos las 10k o darle 3 vueltas a la pista, porque pusiste un punto más allá en los resultados de tus ventas. 

¿Ya vas entendiendo por qué vender tiene que ver más con quien eres, que con lo que haces?  ¿Ya sientes como tu SER está conectado con tus resultados? 

Por eso, el SER, es el primer componente de la VENTA FUNCIONAL, y debes entenderlo como el primer paso de todo lo que haces. 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *